Destacado Nacionales

Bachelet exige a Maduro garantizar la disponibilidad de alimentos y medicinas

Foto: El Comercio

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, le recuerda a Nicolás Maduro que las “violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos”. 


La Oficina de las Naciones Unidas (ONU) publicó este jueves un adelanto de su informe sobre Venezuela y en referencia a los derechos económicos y sociales, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, le exige al mandatario Nicolás Maduro que haga una evaluación de los gastos públicos de su Gobierno, así como que “asigne la máxima cantidad posible de recursos a la realización gradual de los derechos económicos y sociales de manera transparente y responsable”.

Esta recomendación de Bachelet surge tras tres días de visita en Venezuela, donde pudo observa que “el desvío de recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento en la infraestructura, así como la subinversión han tenido como resultado violaciones al derecho a un nivel adecuado de vida”; lo que ha llevado a que las familias estén preocupadas porque los ingresos son insuficientes para cubrir las necesidades básicas, ya que el ingreso mínimo solo alcanza para adquirir aproximadamente cuatro días de comida por mes.

Del mismo modo, la ACNUDH el pide a Maduro adoptar todas medidas necesarias para garantizar la disponibilidad y accesibilidad de alimentos, agua, medicamentos esenciales y servicios de atención a la salud, prestando atención a servicios maternos e infantiles, incluida la atención de la salud sexual y reproductiva. Esta recomendación se hace luego de verificar violaciones al derecho a la alimentación y darse cuenta de que el principal programa de asistencia alimentaria, “cajas CLAP” no cubren las necesidades nutricionales.

“El Gobierno no ha demostrado que ha utilizado todos los recursos disponibles para garantizar la realización progresiva del derecho a la alimentación, ni tampoco que hubiere buscado, sin éxito, asistencia internacional para abordar dichas deficiencias. En los últimos meses, el Gobierno ha solicitado y aceptado ayuda, aunque ha sido insuficiente para cubrir las necesidades de la población”, destaca el informe.

La Alta Comisionada de la ONU pide que la implementación de los programas sociales se garantice de forma transparente, no politizada y sin discriminación “con aplicación de medidas eficaces de supervisión y rendición de cuentas”.

El ACNUDH recibió información de personas que a pesar de no contar con acceso suficiente a alimentos, no fueron incluidas en las listas de distribución de las cajas CLAP porque no eran partidarias del Gobierno.

De acuerdo con las entrevistas realizadas por Bachelet y su equipo en Venezuela, pudieron conocer que la falta de acceso a alimentos por escasez o altos costo hace que las personas coman una vez al día o máximo dos, que no consuman proteínas, que pasen más de 10 horas en colas para conseguir comida y que otras se vean en la obligación de intercambiar comida por sexo.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura reporta que 3,7 millones de ciudadanos venezolanos se encuentran en estado de desnutrición, particularmente con altos niveles de desnutrición entre niños, niñas y embarazadas.

Otro de los aspectos condenados por la ONU es que la lista de personas beneficiadas por el Carnet de la Patria sea “manejada por las estructuras locales del partido oficial, en vez de por las instituciones gubernamentales”. Igualmente, el ACNUDH condenó que las lideresas comunitarias que no apoyen al Gobierno de Maduro sean amenazadas por los “colectivos armados” y se excluyan de los programas sociales.

ONU califica como “grave” la situación de la salud

Para la Organización de las Naciones Unidas la situación en cuanto al derecho a la salud “es grave”. Encontraron que además de las graves carencias de medicinas, personal médico  y de atención médica, las familias de los pacientes deben suministrar todos los insumos médicos, incluso agua, guantes y jeringas. “Se ha informado de carencias de entre 60 y 100% de fármacos esenciales en cuatro de las principales ciudades de Venezuela, incluyendo Caracas”.

Asimismo, Bachelet denunció la reaparición de enfermedades que anteriormente estaban controladas y erradicadas como el sarampión. Falta de acceso a todos los tipos de anticonceptivos, incremento en 65% de la tasa de embarazo en adolescentes desde 2015, 20% de fallecimientos maternos aparentemente relacionados con abortos realizados en condiciones no seguras.

Por estas razones, Michelle Bachelet le pide a Nicolás Maduro que”aumente la cobertura de la vacunación contra enfermedades evitables y adopte medidas adecuadas para controlar los brotes de enfermedades transmisibles”. Asimismo, resalta que las “violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos”. 

El informe reclama que el Estado venezolano publique regularmente datos exhaustivos sobre salud y nutrición, desglosados por sexo, edad, pertenencia étnica y lugar de residencia, que puedan utilizarse, entre otros fines, para concebir y aplicar una respuesta humanitaria integral a la crisis y les recuerda que “también se producen violaciones al derecho a la salud por el hecho de que el Gobierno no publique datos sobre la salud pública”.

Otra de las exigencias es dar prioridad a las medidas para disminuir los embarazos precoces y cuidar que todos los planes sexuales y reproductivos contengan indicadores mensurables y un mecanismo de seguimiento.

Con información de Tal Cual