Destacado Nacionales

Chavismo acusa a Trump de “darle una patada” al diálogo con el bloqueo

Foto: Alba Ciudad

Delcy Rodríguez Rodríguez consideró, además, que este “bloqueo criminal” constituye “una violación masiva de los derechos humanos”, puesto que no discriminan “quiénes van a ser afectados”


La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, dijo este martes que el bloqueo total de activos estatales de Venezuela impuesto por EEUU, “está pateando” el diálogo entre el oficialismo y la oposición que se desarrolla en Barbados, aunque afirmó que mantendrán las conversaciones.

En una rueda de prensa, acompañada de otros ministros del Gobierno de Nicolás Maduro, Rodríguez sostuvo que la orden ejecutiva del presidente estadounidense, Donald Trump, “está pateando la mesa de diálogo” entre el chavismo y la oposición, que ya suma tres rondas en Barbados con el auspicio de Noruega.

“La instrucción del presidente Nicolás Maduro ha sido mantenernos a toda costa en esta mesa de negociación a favor del diálogo y del encuentro”, manifestó.

Comparó la situación actual con el fallido diálogo que se dio en República Dominicana en 2017 y se preguntó si había “un mensaje” o “algún tipo de mandato” para que la oposición se levante de la mesa de diálogo en Barbados.

La funcionaria consideró que las medidas de la Administración Trump, que calificó como “agresión ilegítima”, no solo repercuten sobre los entes públicos sino que afectan a “todo el pueblo venezolano”, a las empresas privadas y a los aliados del Gobierno de Maduro.

Rodríguez consideró, además, que este “bloqueo criminal” constituye “una violación masiva de los derechos humanos”, puesto que no discriminan “quiénes van a ser afectados”.

“Vamos a derrotar estas agresiones ilícitas que han llevado al extremo ridículo al Gobierno del señor Trump”, afirmó, al tiempo que dijo que EEUU “tiene que terminar de entender que no gobiernan al mundo”.

En su declaración Rodríguez dijo que el bloqueo de la Administración estadounidense se anuncia “curiosamente” el día lunes y se preguntó si con ello Trump busca “tapar la terrible situación interna” tras las matanzas de Texas y Ohio, que dejaron al menos 31 muertos y decenas de heridos el pasado fin de semana.

Con información de EFE