Destacado Internacionales Venezuela

Despliegan el Brasil una operación para acaban con red que esclavizaba venezolanos

Según la investigación llevada a cabo por las autoridades de Brasil, el detenido estaría además “traficando con venezolanas” para que éstas “fueran explotadas sexualmente en otras regiones”


Este miércoles 18 de septiembre las autoridades de Brasil desplegaron un operativo que tenía como objetivo combatir una red que contrata a migrantes venezolanos con la intención de someterlos a trabajo esclavo.

La redada se llevó a cabo en el norte de la nación, donde en sectores de la construcción los venezolanos estaban laborando en “condiciones de extrema vulnerabilidad”.

La información la dio a conocer la oficina de la Policía Federal de Brasil por medio de un comunicado, en el que detallaron que durante el procedimiento se detuvo a un empresario brasileño, por presuntamente estar involucrado en la captación y sometimiento de migrantes venezolanos.

Explicaron que en muchos casos se trataba de jóvenes adolescentes, que eran expuestos “a trabajo en condiciones análogas a la esclavitud”.

Según la investigación, el detenido estaría además “traficando con venezolanas” para que éstas “fueran explotadas sexualmente en otras regiones de Brasil”, adonde también enviaba otros migrantes de la nación caribeña para trabajar en las mismas condiciones.

El caso se inició después de que varios venezolanos denunciaran que “estarían trabajando por valores irrisorios”, de cinco a diez reales (1,20-2,40 dólares) por día, mientras que las mujeres y los jóvenes no recibirían ninguna remuneración.

Las investigaciones apuntan que las jornadas serían de 12 horas diarias, sin días de libranza, y con una alimentación “precaria e insuficiente” que sería suministrada por el empresario y cuyo valor era descontado del salario de los trabajadores.

Además de la comida, les cobraba otros insumos, como agua, al parecer no potable, y una electricidad que nunca llegó.

No conforme con eso los venezolanos eran obligados a vivir en campamentos improvisados que no contaban si quiera con “acceso a baños”, en lo que se les tenía impedido “ausentarse del recinto por más de una hora”.

La detención se produjo en Boa Vista capital del estado Roraima, fronterizo con Venezuela y a donde han llegado cientos de migrantes que huyen de la emergencia humanitaria compleja, así como de la crisis económica  y política, que hoy embarga a la nación.

Con información de EFE