Destacado Internacionales Libertad Venezuela

Figuera dijo estar “arrepentido” de haber formado parte del gobierno de Maduro

Este miércoles 10 de julio el exdirector del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) Manuel Cristopher Figuera, arremetió nuevamente en contra de Nicolás Maduro y su gabinete.

Durante unas declaraciones para la cadena de noticias NTN24 el mayor del Ejército que hoy se encuentra en el exilio, dijo estar “arrepentido” de haber formado parte del actual Gobierno venezolano.

Aseguró que durante su paso por la jefatura del Sebin, conoció de primera mano cómo Maduro ordenaba y dirigía “a quién se iba a perseguir y giraba algunas instrucciones”.

Incluso explicó que desde el Estado se daban órdenes para “legalizar algunos hechos que a todas luces no son legítimos”.

Para el exdirector del Sebin Maduro usa el cuerpo de inteligencia como “un centro de extorción y secuestro… hay personas que fueron extorsionadas y eso fue una tortura”.

Figuera aseguró que desde la dirección del Sebin no llegó a dirigir “prácticas de tortura, no las he permitido a pesar de haber formado parte de organismos de inteligencia, más bien las combatí”.

En Venezuela no hay libertad de los poderes, y Maduro da instrucciones a todos, a Fiscalía, a Ministerio Público”.

Al preguntarle sobre las torturas que denuncian presos políticos y sus familiares, el exdirector del Sebin dijo no tener información al respecto, “aunque sí me enteré de abusos y maltratos hacia los detenidos. Hay personas que eran golpeadas, sometidas a estar en sitios aislados, y el informe que presentó Bachelet ha sido bien gráfico”.

“Jamás estuve de acuerdo con esas torturas. Bachelet ha sido bien cuidadosa con su informe, pero se fue bien sensibilizada de Venezuela, por gente que le mostró sus casos y clama por la justicia”, aclaró.

Hoy, desde los Estados Unidos a donde llegó huyendo del gobierno de Nicolás Maduro, después de que fracasara el alzamiento militar del 30 de abril, Figuera ha emprendido una campaña para denunciar violaciones a los derechos humanos y actos delictivos de los que acusa a la actual administración.

Con información de Sumarium