Destacado Internacionales

La difícil tarea que tiene la educación en Colombia es evitar la xenofobia

Foto: Universidad de Michigan

Para prevenir este tipo de conductas “hoy en día la labor de los educadores colombianos consiste no solo en garantizar a los estudiantes venezolanos el acceso a la capacitación sino en fomentar la aceptación dentro del aula de clase”, dijo la viceministra de Educación Preescolar, Básica y Media de Colombia


La xenofobia es un mal que llegó a las aulas de clase de Colombia, en donde actualmente hay 190.942 menores de edad venezolanos inscritos en el sistema educativo, para cuya atención se han invertido 160 millones de dólares este año, dijo a Efe este jueves una fuente oficial.

“Hay ciudades en donde el principal reto educativo es la xenofobia porque existe una resistencia hacia los venezolanos debido a que tenemos una población con necesidades básicas insatisfechas, que vive en condiciones de pobreza extrema”, indicó la viceministra de Educación Preescolar, Básica y Media de Colombia, Constanza Alarcón.

Según Alarcón, “en julio de 2019 había 190.942 menores venezolanos inscritos en el sistema oficial de matrículas de Colombia, que representan un incremento frente a los 34.000 niños que había registrados en noviembre de 2018”.

Para la funcionaria, que participa en la ciudad colombiana de Cali (suroeste) en el “Foro Internacional sobre Inclusión y Equidad en la Educación-Todas y Todos los Estudiantes Cuentan”, el flujo migratorio proveniente de Venezuela evidencia aún más las brechas sociales que hay en Colombia.

“Cuando uno analiza el acceso a servicios públicos, empleo, salud y educación queda claro que son aspectos que se han visto afectados en Colombia por la llegada de venezolanos y eso genera resistencia por parte de algunos grupos poblacionales”, comentó.

Por ello, a pesar de que el Gobierno nacional ha destinado solo en 2019 unos “160 millones de dólares para atender a ese grupo de niños”, Alarcón aclaró que es preciso reconocer que “abrir espacios de inclusión educativa para los menores de Venezuela ha sido una tarea difícil”.

Para prevenir este tipo de conductas “hoy en día la labor de los educadores colombianos consiste no solo en garantizar a los estudiantes venezolanos el acceso a la capacitación sino en fomentar la aceptación dentro del aula de clase”, agregó la vocera.

Con información de EFE