Destacado Nacionales

Superlano: No descansaré hasta que paguen quienes desangraron al país con los CLAP

Foto: La Patilla

El jefe de la unidad de inteligencia financiera del Ministerio de Finanzas de México, Santiago Nieto, dijo que presentó tres acusaciones por lavado de dinero contra un total de 25 empresas y personas por el envío de alimentos a los CLAP


El diputado Freddy Superlano, presidente de la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, manifestó su beneplácito por el inicio de investigaciones por parte de la Fiscalía General de México a una red de 25 empresas y personas que desde ese país proveen alimentos con sobreprecio a Venezuela para que sean distribuidos a través de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

El pasado 7 de de julio, el jefe de la unidad de inteligencia financiera del Ministerio de Finanzas de México, Santiago Nieto, dijo que presentó tres acusaciones por lavado de dinero contra un total de 25 empresas y personas por el envío de alimentos a los CLAP. Sin embargo, Nieto se negó a ofrecer más detalles de la investigación.

Superlano, quien se encuentra en la clandestinidad desde mediados de mayo por estar acusado de rebelión, aseguró que la investigación que adelanta México es producto del trabajo que desarrollan desde la Comisión de Contraloría. El diputado espera que los culpables rindan cuentas ante la justicia: “No descansaremos hasta que los corruptos que desangraron a la nación a través de los CLAP paguen”, dijo.

El parlamentario acusó directamente a Santiago Uzcátegui, quien aparece como representante de la empresa Group Grand Limited, quien había sido citado, y nunca asistió, a la Comisión de Contraloría para que explicara las presuntas irregularidades en el otorgamiento de divisas por parte del Estado venezolano para la adquisición de alimentos para las cajas CLAP.

Del mismo modo, Freddy Superlano manifestó que durante la estadía de Santiago Uzcátegui en México, donde fungía director de la empresa Group Grand Limited, hacía alarde de ser sobrino de Nicolás Maduro ante los empresarios con los que estrechó relaciones comerciales; es decir, a quienes les compraba los productos para los CLAP.

El parlamentario recordó que las autoridades norteamericanas de delitos financieros (FinCen) han publicado información relevante sobre el modo de ejecución de la trama de sobreprecios que han generado los productos de las cajas CLAP; en especial, los procedentes de México.

Superlano ratificó que seguirán trabajando “para esclarecer todos los entuertos que hicieron con los recursos de los venezolanos”.

Empresas sin identificar

En ocasiones anteriores, México ha acusado a compañías de usar sus puertos para enviar alimentos de baja calidad a Venezuela a través de este programa, donde ha aumentado más de 100% su precio antes de ser vendida.

En octubre de 2018, la división del crimen organizado del fiscal general mexicano anunció una multa de 3 millones de dólares para las compañías que enviaran alimentos a Venezuela para resolver las acusaciones de aumentos de precio. Esta multa debía pagársele a la Agencia de Refugiados de las Naciones Unidas (Acnur) como parte de un acuerdo que los transportistas acordaron con la Fiscalía mexicana. Sin embargo, los detalles calve de la investigación, incluidos los nombres completos de los ejecutivos y empresas, permanecen sellados por orden judicial.

Los alimentos de las cajas CLAP siguen llegando desde Veracruz, México, hacia el Puerto de La Guaira, según los documentos de envío.

Con información de Tal Cual