Destacado Nacionales Venezuela Veracidad Hoy

Venezuela debe pagar 11 millones de euros a Italia para activar programa de médula ósea

PDVSA debe pagar 11 millones de euros a la Asociación para el Trasplante de Médula Ósea de Italia, para así reactivar el programa 

La crisis de salud en Venezuela está lejos de terminar y eso es lo que indican las estadísticas. En menos de un mes, han muerto cuatro niños en el hospital JM de los Ríos, quienes esperaban un trasplante de médula ósea para continuar con sus vidas.

Las familias mantenían la esperanza, pero esta nunca llegó. Desde el 2018, el país no envía a pacientes a realizar trasplantes en Italia y según voceros del oficialismo es debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Sin embargo, una investigación realizada por El Pitazo, Petróleos de Venezuela (PDVSA) debe cancelar más de 11 millones de euros a Italia para activar el programa de médula ósea.

La investigación de dicho medio apunta que, PDVSA realizó un convenio con la Asociación para el Trasplante de Médula Ósea de Italia (Atmo), en la cual se comprometió costear los gastos de los pacientes venezolanos con leucemia.

Lo cierto es que, el programa está suspendido porque, en realidad, la empresa petrolera adeuda a Italia una cantidad que está a punto de superar los 11 millones de euro.

Por lo pronto, este es el único mecanismo que existe para poder reactivar este programa internacional, el cual le garantiza a niños, adolescentes y adultos un trasplante que puede salvar sus vidas.

Realidad

El último niño en fallecer fue Erick Altuve de 11 años. El infante esperaba un trasplante de médula ósea y tuvo 25 días en terapia intensiva antes de morir.

Hasta el momento, son más de 15 niños los que están espera de un trasplante. El sábado, 25 de mayo, también falleció Yeiderberth Requena de 8 años y días antes Giovanni Figuera y Robert Redondo.

Las familias le piden al gobierno de Nicolás Maduro que haga todos sus esfuerzos en salvar vidas, en lugar de utilizar el dinero para adquirir implementos militares.